Abril en OMV

¡Abril ha llegado cargado de nuevas vivencias para todas!

Lo más importante ha venido de la mano de los centros escolares de Rocafort y alrededores, ya que nuestros pequeños del Casal d´Acollida de Rocafort han podido iniciar las clases. Como era previsible han habido alegrías y también llantos (inevitablemente). Sin duda, la bienvenida ha sido inmejorable. Reuniones específicas, integración progresiva y !hasta carteles recibiéndoles con sus banderas e idiomas de origen!

Y además de esto, el personal técnico del Casal d´Acollida con el apoyo total del Servicio de Primera Acogida a personas Inmigrantes han podido ayudar a todas estas familias a organizar los materiales necesarios para que puedan estudiar sin dificultad. ¡Ya están preparados para aprender sin parar!

Pero por supuesto OMV ha seguido dando guerra a pequeños y a grandes y no hemos parado ni un solo día:

Talleres de todo tipo y refuerzo del español: repaso de alimentos, ropa, colores y alimentos; también bingo comunitario, actividad de pompones y deportes.

Cuenta cuentos en la Casa de la Cultura de Rocafort, donde todas nuestas familias pudieron compartir con muchas otras cuentos típicos de sus países de origen.

Película en el Casal d´Acollida de Rocafort para reforzar la escucha del español:

Salidas culturales y deportivas: los fines de semana se aprovecha el buen tiempo para poder visitar todo tipo de museos y exposiciones, así como ir a la playa y jugar a baloncesto.

Y además, este mes tenemos mención especial para nuestras estudiantes en prácticas que han estado enormemente presentes durante el recorrido de OMV en estos meses. Futuras profesionales con muchísimo potencial que vienen de la Universidad de Valencia del Grado de Trabajo Social y Educación Social y del Ciclo Formativo Superior de Integración Social en el IES Enrique Tierno Galván y en el Instituto Pax.

Por un lado, han venido los alumnos de 1º de integración de ambos institutos a conocernos como entidad y a que la persona en prácticas les contara su experiencia. Siempre es un bonito momento de compartir y enseñar a otras personas lo que hacemos en la ONG.

También se hizo una jornada de reunión con todas ellas y abierto a toda la ciudadanía en general, personal voluntario, etc. Así se podían coordinar las actividades que cada una estaba realizando dentro de OMV y conocerse entre ellas.

Y por último, se mantiene contacto con un grupo de personas migrantes que en un momento dado tuvieron relación con OMV y que aun a día de hoy, martes tras martes siguen acudiendo a la sede social gracias a que las estudiantes y voluntarias tienen actividades preparadas para todos ellos. Es un punto de unión muy importante donde se comparten experiencias, sentimientos y vivencias entre personas de mundo. ¡No os lo podéis perder!